domingo, 26 de mayo de 2013

OBsEsiÓn mArTiaNA


Ser cubano es ser obsesivo. No cojemos lucha, pero la cojemos. Somos súper jodedores, pero eso fue antes; ahora también estamos súper jodidos, y por eso andamos paranoicos e irascibles. Ya no solo hablamos alto, ahora estamos sordos y nos desgañitamos. No me ensucien la bandera, que es sagrada; no me toquen al apóstol, que es divino; no me enseñes al Ché, porque me ofendo, aunque solo sea una buena foto, que seguiremos vendiendo cuando pasen los siglos y nadie quiera azúcar, rones, ni tabaco. No me hables de Fidel porque me levanto y me voy y no te hablo más, aunque solo sea nuestro querido Napoleón, nuestro entrañable Hitler. Si nos quitan la bandera, las maracas, la foto de Korda y el busto de Martí, qué somos? ¿Un latino más, bailando reguetón sobre la cuerda floja? Nuestra historia, de plátanos, será un poco amarga y un poco dulzona, pero es nuestra historia. Parece un culebrón o un drama bíblico, porque tenemos ojos kitsch y mente superticiosa, pero en realidad no es gran cosa, no lo somos. Solo unos isleños jodedores, que les pasó una cosa, y se volvieron locos. ¡Cuidado, come mierda, no me pises los zapaticos de rosa!















¡hAstA La viCToriA NuNcA!

Locura patrocinada por la campaña Free Internet Cuba. ¡Porque Tú Puedes y Ellos No, firma y pAsA La VoZ! Raul Castro Ruz: Free internet access for all Cubans! ¡Libre acceso a internet para todos los cubanos!



( en mi defensa alegaré, que son las
04:56 am del domingo )




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada